El mal olor de boca es causado generalmente por bacterias que liberan compuestos de azufre cuando se dan ciertos cambios en su entorno. En la mayoría de los casos estos cambios son ocasionados por los alimentos, por eso son considerados como una de las principales causas del mal aliento.

El hecho de que el ajo y la cebolla provocan mal aliento no es noticia para nadie. Pero, ¿sabes por qué causan el mal aliento? Es porque tanto el ajo y las cebollas tienen compuestos de azufre.

Otro ejemplo de esto es dejar la comida fuera de la nevera durante demasiado tiempo, ya que se pudrirá y tendrá un olor desagradable. Esto sucede porque las proteínas de los alimentos se descomponen por bacterias anaerobias. Lo mismo sucede dentro de la boca si no se toman las medidas adecuadas.


Alimentos que se deben evitar

Hay cuatro tipos de alimentos que aumentan la producción de azufre:

Alcohol

En la mayoría de los casos el alcohol es el agente de secado de elección cuando se trata de comida que genera mal aliento. Lo malo es que el alcohol se utiliza en la mayoría de bebidas para adultos, como el vino, cerveza o licor. Por ello, las personas que beben mucho pueden tener mal aliento.

Aunque suene contradictorio, el alcohol se utiliza en productos que deberían prevenir este problema, como el enjuague bucal. En términos químicos, el alcohol es un desecante y suele incrementar el mal aliento.

Otro dato curioso es que el alcohol no tiene un propósito significativo en el enjuague bucal. Simplemente se utiliza para mejorar la apariencia del enjuague bucal, ya que todos los productos químicos colorantes y aromatizantes no son solubles en agua y por eso se diluyen en alcohol. Por esa razón, al usar enjuague bucal debe evitar los que contienen altos porcentajes de alcohol.

Alimentos altos en proteínas

El principal producto alto en proteína que debe evitar si tiene mal aliento son los lácteos. Lo que pasa es que al cuerpo le resulta difícil descomponer estas proteínas, lo que ocasiona que los aminoácidos se acumulen en su organismo convirtiéndose en compuestos de azufre. En unos pocos casos, esto puede suceder si se come pollo, carne o pescado.

También hay algunos casos excepcionales en los que las personas no pueden descomponer las proteínas de los granos. Esta enfermedad se llama TMA (viene de trimetilaminuria), aunque también se llama “síndrome de olor a pescado”.

El nombre proviene del olor, que es el mismo producido por los peces que se están descomponiendo. Este olor tiene compuestos de nitrógeno y azufre. Los que tienen TMA no deben consumir alimentos con proteína densa, como los frijoles.


Azúcares

Las bacterias pueden utilizar los azúcares presentes en la comida y hacer cadenas de glicano. Esto contribuye a la creación de placa en los dientes, que causa la enfermedad de las encías y las caries dentales. Todo esto aumenta el mal aliento.

Algunas personas piensan que chupar un caramelo les ayuda con su mal aliento, pero solo porque no puedan oler su propio aliento no significa que las demás personas no están sufriendo con el hedor. En resumen, evite las mentas, caramelos y chicles con azúcar si desea mantener un aliento fresco.

Alimentos ácidos

Estos son algunos de los alimentos ácidos que debe evitar:

  • Café (ya sea café regular o descafeinado ambos tienen ácidos)
  • Jugo de tomate
  • Cítricos (pomelo, piña y jugo de naranja)

Los alimentos ácidos son un problema porque las bacterias producen más azufre en un entorno ácido.

La alimentación correcta es vital para quitar el mal olor de boca. Ahora sabe cuáles alimentos debe evitar para reducir o eliminar su mal aliento.