Es sorprendente la elevada proporción de adultos e incluso niños que sufren de mal aliento, también conocido como halitosis. Es normal encontrarse con personas que son muy simpáticas pero el mal aliento nos hace evitarlas.

Debido a los problemas psicológicos que causa este rechazo, la halitosis debe ser abordada de manera adecuada. Primero, debemos entender algunas de las causas comunes de esta condición embarazosa para saber cómo combatirla.

Si crees que sufres de halitosis, puedes realizarte estas pruebas caseras para saber si tienes mal aliento.


Causas del mal aliento comunes

Estas son las causas del mal aliento más comunes que sufren las personas:

El mal aliento de la mañana

El mal aliento suele darse con mayor frecuencia e intensidad durante la primera hora después de levantarnos. Esto se debe a que la boca ha estado inactiva durante varias horas y las bacterias orales han estado ocupadas multiplicándose sobre los residuos de comida en los dientes y la lengua.

Incluso aunque te cepilles los dientes vigorosamente la noche anterior habrá algún olor de la boca durante las mañanas, lo cual es completamente normal. Si este mal olor perdura después de cepillarte los dientes entonces puede que sufras de halitosis.

Los alimentos que se consumen

Otra de las principales causas del mal aliento es el tipo de alimentos que comemos. Algunos alimentos no se digieren fácilmente y dejan un hedor persistente en la boca durante horas después del consumo.

Algunos alimentos con olores fuertes, como la cebolla y el ajo, pueden dejar un olor temporal que se quita con el cepillado de dientes, pero hay comidas que pueden irritar el estómago y sistema digestivo produciendo un mal olor bucal constante. Usualmente, esto se da con los alimentos que contienen muchas especias o sustancias artificiales. Haz click aquí para saber más sobre los alimentos que causan el mal aliento.


Tabaco y cigarrillos

Algunas personas aman la bocanada de humo cuando viene del cigarrillo, pero no cuando este olor proviene del aliento de otra persona.

Las personas que fuman regularmente son propensos a sufrir de mal aliento causado por el humo y la nicotina que queda en sus bocas. ¿Tal vez has escuchado del famoso aliento del fumador? A menudo huele mal hasta para otros fumadores y puede convertirse en un problema social para los adictos a la nicotina.

Problemas en los dientes

Una causa común del mal aliento es la descomposición de los dientes. Esto puede ser causado por un consumo excesivo de productos con azúcar y la falta de atención en la higiene dental.
Los depósitos de azúcar en los dientes darán lugar a su decadencia a menos que se cepille y use hilo dental para quitarlos.

Enfermedad de las encías

La enfermedad de las encías es causada por la acumulación residuos de comida que forma la placa dental en la línea de las encías de los dientes.
Si esta enfermedad no se trata toda el área dental se puede ver afectada, provocando el mismo efecto de la descomposición de los dientes. En estos casos, es probable que la persona emane un hedor tan desagradable que incluso ella misma puede oler su aliento durante la respiración normal.

Sequedad en la boca

La secreción insuficiente de saliva hace que los residuos de alimentos se descompongan con mayor facilidad, ocasionando el mal olor de boca.

Muchas personas sufren de resequedad en la boca y una manera de abordar el problema es tomar numerosos tragos de agua. Las causas de la boca seca son variadas y numerosas, pero principalmente puede ser debido al daño de las glándulas salivares.

Se ha sugerido que una causa de la sequedad en la boca son los medicamentos para diversos tratamientos, incluyendo diabetes, alta presión arterial, depresión, etc. Haz click aquí para saber más sobre la boca seca y el mal aliento.


Las alergias y las infecciones respiratorias

Si una persona sufre de alergia o cualquier otra condición médica que se relaciona con el sistema respiratorio, no va a poder respirar adecuadamente. Esto ocasiona que la persona duerma con la boca abierta haciendo que las membranas orales se sequen. Como se mencionó anteriormente, tener la boca seca es una de las principales causas de la halitosis.

Las enfermedades crónicas

Aquellas personas que sufren de problemas en el metabolismo tienden a tener un mal olor que se emite desde sus pulmones hasta la boca. Por ejemplo, si una persona está sufriendo de una enfermedad renal, los olores de amoníaco y urea pueden ser emitidos por la boca.

Cualquiera que sea la causa del mal aliento, el hecho es que produce un efecto negativo en la autoestima y las relaciones personales de quien sufre esta enfermedad. El cambio de hábitos puede ser suficiente para curar el mal aliento, siempre que la causa sea por mala higiene dental.

Estos cambios pueden ser tan simples como llevar un cepillo de dientes y pasta al trabajo; alternativamente, se puede llevar un enjuague bucal para refrescar el aliento. Si existen problemas dentales, entonces lo mejor es ir al dentista.

Sin importar la causa del mal olor de boca, es importante saber cómo quitar el mal aliento y resolver este problema que puede ser un indicador de enfermedades más graves.