¿Quieres saber si tienes mal aliento o halitosis? Usualmente, una persona es incapaz de notar su propio olor por medios convencionales. Por esa razón, incluso si exhalas tu respiración y mantienes las manos cerca de la boca y la nariz, todavía no podrás oler tu mal aliento.

No puedes oler tu propio aliento porque tu cuerpo está hecho de tal manera que no se puede oler a sí mismo. El proceso se llama “aclimatación” y existe para que podamos oler otras cosas.

Por suerte, hay unos métodos caseros que puedes utilizar para confirmar si sufres de mal olor en la boca. Continúa leyendo.

¿Cómo saber si tengo mal aliento?

Aunque no puedas oler tu propio aliento, todavía puedes hacer algunas pruebas caseras que te permitirán saber si tienes mal aliento. Lo mejor es que no necesitas de herramientas que actualmente no tengas en tu casa. Aquí están las pruebas:


Utiliza una gasa de algodón o hisopo

Utiliza una gasa de algodón o un hisopo (palito con algodón) y limpia la parte posterior de tu lengua. A continuación procede a oler el algodón. Si ves un poco de amarillo en él, es probable que tengas una alta producción de sulfuro y, con ello, mal aliento.

Prueba de la cuchara

También puedes usar una cuchara para llegar a la parte posterior de la lengua. Invierte una cucharadita y utilízala para raspar la parte posterior de tu lengua.

Hazlo suavemente para que no te atragantes. Si hay una capa blanquecina en la cuchara, huélela. Lo más probable es que huela mal si hay un recubrimiento en tu lengua.

Lame tu propia mano

Lame tu propia mano en la parte posterior. Espera 10 segundos y deja que se seque. Procede a oler el dorso de tu mano. Si detectas un olor desagradable entonces sufres de mal olor de boca. Cuando lames tu mano, las sales de azufre se transfieren a ella.

Usa un hilo dental

Pasa hilo dental a través de los dientes en la parte posterior de tu boca (donde es posible tener alimento acumulado). Después de eso, huele el hilo dental que acabas de usar y sabrás si sufres de mal aliento.


Saborea tu saliva

Hay casos en los que realmente puedes saborear el aliento que estás emitiendo. En estos casos, el problema generalmente es causado por algo potente que comiste, como el ajo o el atún, o por una condición como sequedad en la boca o deshidratación, cuyos signos incluyen saliva espesa y espumosa, y un cambio en el sabor de los alimentos.

Si al saborear tu saliva sientes un sabor rancio o asqueroso en la boca, es muy probable que esto también se refleje en la forma en que huele tu aliento. Una solución a este problema es enjuagarse la boca con agua. Esto ayuda a eliminar los restos de alimentos y estimula el flujo de saliva limpia.

Pregúntale a alguien

Si tienes a alguien de mucha confianza, pídele que huela tu aliento. Idealmente, debes hacerlo un par de veces en un solo día, ya que tu aliento cambia durante el día.

Aunque esta es la forma más efectiva para saber si tienes mal aliento, también puede ser la más difícil, ya que depende de otra persona a la que le tengas suficiente confianza.

Recomendaciones

La siguientes recomendaciones te ayudarán a determinar el grado de mal olor en la boca que tienes:


Realiza la prueba varias veces

Indiferentemente de la prueba que escojas realizar, es importante que la realices en la mañana, tarde y noche, preferiblemente durante unos días.

Es importante recordar que es normal tener mal aliento apenas te levantas o después de las comidas. Si tu mal olor de boca pasa únicamente durante estos momentos, es probable que necesites mejorar tu higiene bucal.

Si tienes un aliento fétido constante durante el día, es probable que necesites algo más que una buena higiene dental para eliminar tu problema.

Mal aliento después de comer

Si encuentras que tu mal aliento incrementa después de ingerir cierto alimento, es muy probable que este tenga alto contenido de compuestos de azufre. Algunos alimentos que causan mal olor de boca son: lácteos, alcohol, o dulces. También puede suceder con malos enjuagues bucales que tienen altos porcentajes de alcohol.

Lengua sucia

Saca la lengua mientras estás viendo un espejo. Trata de ver la parte posterior de la lengua y determina si está sucia. Si tiene una capa blanca o de otro color, esto suele ser un indicio de halitosis o mal aliento. La lengua debería tener un color rosado claro.

Comportamiento de los demás

Antes de realizar las pruebas, puedes tratar de ver cómo se comportan los demás cuando les hablas directamente y esto te dará una idea acerca de la gravedad de tu aliento.

Evita que la gente te haga malas caras

Si detectas que sufres de este problema es importante que busques remedios caseros para el mal aliento, ya que aunque esta condición no implica un peligro inmediato de salud, puede estar afectando tu vida social, tu auto-estima o hasta ser un indicador de algún problema de salud importante.

Esperamos que estas pruebas caseras para saber si tienes mal aliento te hayan ayudado. Comparte este articulo para ayudar que otros detecten su mal olor de boca.